Al momento que tecleamos estas líneas (julio de 2019), un amago de transición se cierne sobre el devenir de Venezuela. La categoría cobra una vigencia inusitada en el común denominador de las personas, aderezada por las esperanzas de que el país pueda finalmente retomar el rumbo del entendimiento cívico y el progreso general. De allí que afloren toda clase de supuestos en torno a su significado y alcance. A menudo, el deseo legítimo de recuperar la concordia social conduce a juzgar la complejidad de lo real desde premisas poco sólidas. La sociedad, entre tanto, sufre lo que nunca pudo imaginar. Las falsas expectativas y la aprehensión parecieran así ir tomadas de la mano. El momento, por tanto, apremia de explicaciones sosegadas, ajustadas a la realidad y lejana a la complacencia de los intereses en disputa.

Allí es donde se inscribe la iniciativa de este nuevo libro que bosqueja algunas de las más importantes transiciones político-militares ocurridas en la segunda mitad del siglo XX en América Latina. Transiciones que, entendidas en la pormenorizada complejidad de las rutas recorridas, se nos aparecen con sus luces y sombras. La idea es ofrecer un referente en el cual los lectores puedan comprender la complejidad que encierran los procesos de transición, sobre todo en nuestra región y cuando estos están supeditados a la avenencia de un poder militar que, desde su control preeminente de las armas, se abroga casi siempre el rol tutelar de la ruta a seguir en las primeras de cambio.

Descargar documento