//La teoría del interés

La teoría del interés

Esta obra del economista norteamericano Irving Fisher, publicada en Nueva York el año 1930, es una refundición de su primera obra El nivel del interés (1907), de la que conserva casi sin ningún cambio su diseño teórico. Aunque el libro haya tenido un gran éxito, no por eso se puede decir que Fisher elabore en el mismo una teoría del interés nueva y original; más bien repite y profundiza en el pensamiento de la escuela austríaca, particularmente en el de Eugen Böhm-Bawerk, adaptándolo entre otras a las nuevas concepciones del capital y del crédito.

Según Irving Fisher, el interés encuentra su propia y última explicación en una ley psicológica, a saber, en la preferencia por los bienes presentes con respecto a los futuros; esta preferencia la define como la “impaciencia de gastar” y corresponde sustancialmente al “agio” böhm-bawerkiano de los bienes presentes sobre los bienes futuros.

Siguiendo el camino de Böhm-Bawerk, el autor critica las teorías de la productividad que hacen depender el interés de la productividad física del capital, demostrando que ésta no explica de por sí la producción de valor. Pero Fisher tampoco comparte la posición extrema de aquellos que, como Fetter, fijan la atención exclusivamente en el elemento subjetivo de la preferencia temporal; cree que es necesario considerar también el elemento objetivo de la productividad del capital, en términos de rédito.

La productividad del capital (que el propio Fisher llama “oportunidad de invertir”) no puede sin embargo ser considerada como un elemento autónomo puesto que, de por sí, indica sólo cuántas unidades de rédito se podrán obtener en el futuro sacrificando una unidad de rédito actual, mientras es siempre la impaciencia de gastar la que constituye la medida de juicio en la elección entre rédito presente y futuro y, en consecuencia, es ésta la que sigue siendo en último análisis la verdadera justificación del interés. Bajo este aspecto, el pensamiento de Fisher constituye una profundización del análisis de Böhm-Bawerk, que había intentado hacer a la productividad independiente del elemento subjetivo del “agio”.

SKU: ENM0017 Categoría:

Descripción

Esta obra del economista norteamericano Irving Fisher, publicada en Nueva York el año 1930, es una refundición de su primera obra El nivel del interés (1907), de la que conserva casi sin ningún cambio su diseño teórico. Aunque el libro haya tenido un gran éxito, no por eso se puede decir que Fisher elabore en el mismo una teoría del interés nueva y original; más bien repite y profundiza en el pensamiento de la escuela austríaca, particularmente en el de Eugen Böhm-Bawerk, adaptándolo entre otras a las nuevas concepciones del capital y del crédito.

Según Irving Fisher, el interés encuentra su propia y última explicación en una ley psicológica, a saber, en la preferencia por los bienes presentes con respecto a los futuros; esta preferencia la define como la “impaciencia de gastar” y corresponde sustancialmente al “agio” böhm-bawerkiano de los bienes presentes sobre los bienes futuros.

Siguiendo el camino de Böhm-Bawerk, el autor critica las teorías de la productividad que hacen depender el interés de la productividad física del capital, demostrando que ésta no explica de por sí la producción de valor. Pero Fisher tampoco comparte la posición extrema de aquellos que, como Fetter, fijan la atención exclusivamente en el elemento subjetivo de la preferencia temporal; cree que es necesario considerar también el elemento objetivo de la productividad del capital, en términos de rédito.

La productividad del capital (que el propio Fisher llama “oportunidad de invertir”) no puede sin embargo ser considerada como un elemento autónomo puesto que, de por sí, indica sólo cuántas unidades de rédito se podrán obtener en el futuro sacrificando una unidad de rédito actual, mientras es siempre la impaciencia de gastar la que constituye la medida de juicio en la elección entre rédito presente y futuro y, en consecuencia, es ésta la que sigue siendo en último análisis la verdadera justificación del interés. Bajo este aspecto, el pensamiento de Fisher constituye una profundización del análisis de Böhm-Bawerk, que había intentado hacer a la productividad independiente del elemento subjetivo del “agio”.

Información adicional

Autor(es)

Irving Fisher

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La teoría del interés”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *