Project Description

Libertad y república en la obra de Juan Germán Roscio

Por Pedro A. Urruchurtu Noselli

José Ignacio Hernández G.Doctor en derecho, profesor en la Universidad Católica Andrés Bello y en la Universidad Monte Ávila. Autor de Prodavinci, actualmente profesor visitante del Center for International Development at Harvard University.PRESENTACIÓN José Ignacio Hernández G. IEl bicentenario de la publicación de la obra de Juan Germán Roscio, El triunfo de la libertad sobre el despotismo» (Imprenta de Thomas H. Palmer, Filadel-fia, Estados Unidos de Norteamérica, 1817) llevó a CEDICE a convocar un con-curso de ensayos sobre la mencionada obra. La iniciativa fue particular-mente acertada, considerando que no ha sido afortunado el estudio de la labor de los civiles en nuestro proceso de Independencia1. El culto a Bolívar, junto al relato invariable de la Independencia como gesta militar, han eclipsado el fundamento primero del proceso que comenzó a materiali-zarse el 19 de abril de 1810: la creación de una República centrada en la libertad general del ciudadano y en la sujeción del Gobierno a un sistema de pesos y contrapesos2. La República, en tal sentido, puede definirse como un Estado Consti-tucional, esto es, la organización política centrada en la defensa de la li-bertad general del ciudadano, particularmente, frente al Gobierno. A tal fin, Roscio concibió al Gobierno como un poder limitado por la Constitu-ción, la cual fue concebida como un pacto de libertad.Para lograr la instauración de la república, la principal batalla que de-bía librarse no era, precisamente, en el campo de batalla: era en el pensa-miento político, esto es, el conjunto de creencias en torno al origen y fun-1 Este tema es tratado desde diversas perspectivas jurídicas, en los ensayos recopilados por Allan R. Brewer-Carías, La independencia y el Estado Constitucional en Venezuela: como obra de civiles (19 de abril de 1811, 5 de julio de 1811, 2 de diciembre de 1811), Cátedra Mezerhane sobre Democracia, Estado de Derecho y Derechos Humanos, Colección Anales Nº 2, Ediciones EJV International, Miami, 2018. 2 Cfr.: Germán Carrera Damas, El culto a Bolívar, Editorial Alfa, Caracas, 2003, pp. 85 y ss., e Inés Quintero, «Las causas de la independencia: un esquema único», en El relato invariable. Independencia, mito y nación, Editorial Alfa, Caracas, 2011, pp. 95 y ss.P5P4

Yo quisiera más bien obrar con las armas en la mano para vengar los agra-vios de la patria, que escribir más de lo que he escrito. Nunca fue esta mi profesión; pero ella lo debe ser de todo hombre que ame la libertad y que aspira darla a sus semejantesEn El triunfo de la libertad sobre el despotismo, Roscio no solo demostró que la Biblia no se oponía a ese nuevo pensamiento político. Además, desarro-lló los primeros fundamentos republicanos del nuevo pensamiento políti-co venezolano que justificó nuestro proceso de independencia5. IIComo bien concluye Pedro Urruchurtu en el ensayo ganador del con-curso convocado por CEDICE, la clave de este nuevo pensamiento político es la soberanía. En tal sentido, el cambio conceptual aportado por Roscio no se limitó solo al origen de esa soberanía, que del monarca se trasladó al pueblo. Mucho más importante que ello fue la consecuencia que Ros-cio extrajo de esa premisa: como la soberanía es de origen popular, en-tonces, el Gobierno debe quedar limitado por esa soberanía. El Gobierno no es, así, un centro de poder absoluto e ilimitado; por el contrario, el Go-bierno debe ser un centro limitado de poder. Con lo cual, el primer límite del Gobierno es la libertad general del ciudadano, considerada un dere-cho natural, esto es, previo al propio Estado. Así puede leerse en el capítulo II de la obra comentada: «por más que se afanen los déspotas y sus cortesanos, la soberanía ha sido y será siem-pre un atributo natural, e inseparable del pueblo». Al aludir a un «atribu-to natural», Roscio apela al Derecho Natural, o sea, a la existencia de de-rechos subjetivos inherentes a la persona humana, demostrando así una 5 Luis Ugalde, El pensamiento teológico-político de Juan Germán Roscio, bid & co. Editor-Universidad Católica Andrés Bello, Caracas, 2007, p. 37. Véase igualmente a Guillermo Emilio Willwoll, «Sesquicentenario de Juan Germán Roscio. Suárez-Rousseau y Roscio», Revista de la Facultad de Derecho N° 49, Universidad Central de Venezuela, Caracas, 1971, p. 163. Recientemente, vid. Luis Daniel Perrone Galicia, Veredas de libertad e igualdad: expresiones del pensamiento político y social de Juan Germán Roscio (1797-1818), Fundación Bancaribe, Caracas, 2018. damento del poder político. Las sociedades de las distintas provincias existentes para 1810 eran sociedades en las cuales el orden colonial había penetrado sobre la idea del poder político como poder divino: obedecer al rey era obedecer a Dios, con lo cual la Independencia suponía, ni más ni menos, una ofensa a Dios. De ese Derecho Divino de los reyes derivaban los vínculos perfectos para el sometimiento absoluto del ciudadano al poder ilimitado del Gobierno. Con lo cual la Independencia requería, antes que nada, formular un nuevo pensamiento en torno al poder político.

DESCARGAR LIBRO